Sobre el mito del salario mínimo… “que favorece a los trabajadores”

Por Walter Reynaga Vásquez

El salario mínimo es una astuta medida populista que va directamente contra los intereses de los trabajadores con daño a la economía toda, generando desempleo y estancamiento en las inversiones. Y esto que digo, lo avalaría hasta Marx:

<<El interés del capitalista y del obrero es, por consiguiente, el mismo, afirman los burgueses y sus economistas. En efecto, el obrero perece si el capital no le da empleo. El capital perece si no explota la fuerza de trabajo, y, para explotarla, tiene que comprarla. Cuanto más velozmente crece el capital destinado a la producción, el capital productivo, y, por consiguiente, cuanto más próspera es la industria, cuanto más se enriquece la burguesía, cuanto mejor marchan los negocios, más obreros necesita el capitalista y más caro se vende el obrero.

Por consiguiente, la condición imprescindible para que la situación del obrero sea tolerable es que crezca con la mayor rapidez posible el capital productivo.>> (Marx: “Trabajo asalariado y capital”, 1849

Comentarios desde Facebook