¿Salida al mar? El país más pobre y atrasado de Sudamérica, ante el país más desarrollado y rico de Latinoamérica, no puede más que implorar…

Resultado de imagen para puerto instalaciones

El problema que hoy considera el Tribunal de la Haya resulta de la invasión de la Provincia del Litoral boliviano por los ejércitos chilenos en 1879 y la usurpación de sus territorios, hasta hoy.

La solución del problema debería tener la misma dimensión del daño. Esto es, que Chile devuelva la Provincia del Litoral usurpada. El ideal de la reivindicación del pueblo boliviano no debería tener menor dimensión.

Pero, sobre la realidad corrida y la situación actual del país víctima y la del país agresor, Bolivia el más pobre y atrasado de Sudamérica y Chile el más desarrollado y rico de Latinoamérica, se ve vana la idea de plantear tal reivindicación, o cuando menos, la devolución de uno de los puertos del Litoral antes boliviano.

Al presente, nuestros líderes tienen que  conformarse con la queja. Con que la queja sea escuchada. De ahí la demanda ante el Tribunal de la Haya pidiendo que se orille a Chile a sentarse a negociar una salida al mar para Bolivia, con soberanía. Estrategia de la que cuando más resultará, luego del fallo favorable para el país, que negociando con Chile obtengamos una franja de territorio de unos 20 kilómetros de ancho que vaya de la frontera hasta el mar Pacífico. Y esto, a cambio de ceder territorio a Chile, o algo igualmente valioso. Porque de otro modo el poderoso Chile no querrá llegar a ningún acuerdo, y no habrá poder humano que lo obligue.

Y, ya en este auspicioso escenario, con una franja de 20 kilómetros hasta la costa bajo soberanía boliviana, tendremos que construir carreteras, vías férreas aeropuerto y construir un puerto en la costa partiendo de cero, así como las instalaciones civiles necesarias para viviendas y oficinas implementadas con los servicios de energía eléctrica, agua, comunicaciones, etc. Lo que por lo bajo le exigirá al país una inversión en torno a los 12 mil millones de dólares… ¿Podremos disponer de esta fabulosa suma, que equivale casi a un tercio de nuestro PIB actual?

Por lo que para obtener el acceso al mar que requiere la economía y el comercio del país tendremos que salvar aún dificultades muy grandes.

Resultado de imagen para oligarquia chilena

Por estas consideraciones, la posibilidad de lograr la ansiada salida al mar pasa por la única vía que la oligarquía chilena considera y respeta, la de la presión de hecho. Y esta, pone por condición el potenciamiento de la economía Boliviana, al punto de superar la economía chilena.

Bolivia tiene muchas más riquezas naturales que Chile y un territorio dos veces  mayor, ubicado en la confluencia de los países sudamericanos puede constituirse en nexo comercial entre ellos. Pero, ocurre que ni aun así logramos desarrollar nuestra economía y salir de la tradicional condición de estado débil. Efecto de nuestro afán por persistir dentro de las estructuras irracionales pre modernas, que heredamos del colonialismo feudal, las que hoy fortalecemos por medio del estatismo planteado a título de socialismo. Estructuras que tienen sumido al sistema político en la corrupción, en calidad de lastre para el país.

Cuando dejemos atrás estas estructuras absurdas podremos desarrollar el país hasta dejar atrás a Chile (más aún si este país persiste en sus veleidades socialistas). Será entonces que sus gobernantes se sentarán a negociar con el nuestro, lo quieran o no, una salida al mar en términos que nos favorezcan. Por ahora estamos a merced de su buena voluntad. Buena voluntad que nunca ha tenido lugar ante su habitual soberbia y cinismo para con nuestro país.

Resultado de imagen para socialismo pobreza

Dejemos de soñar y vayamos a resolver la cuestión por sus raíces. Está en nuestras manos, a condición de reordenar estructuralmente el país como dicta la razón y la experiencia de la humanidad. Lo que han logrado países más pobres y con menores condiciones que el nuestro alcanzado el desarrollo en menos de 30 años, hasta ser hoy potencias de primer nivel internacional, también podemos hacerlo los bolivianos. Es ahí que cuenta el Programa Social Libertario.

WRV.

Comentarios desde Facebook