Programa Social Libertario (PSL)

(Resumen mínimo)

Por  Walter Reynaga V…

Resultado de imagen para bandera libertaria

Planteamos la reorganización del sistema social. Una revolución Social Libertaria para sacar a Bolivia de la pobreza, el atraso y la conflictividad política y social. Poner al país al ritmo del avance de los países desarrollados en este siglo XXI. Hablamos de una nueva combinación de mercado y gobierno, distinta de las formas conocidas, tal que genera sinergia y potencia tanto al estado como la economía de mercado. Un “modo de producción” por encima del socialismo y el capitalismo reales.

DEJEMOS ATRÁS LA POBREZA

De modo práctico resolviendo a la vez los graves problemas de calidad y corrupción de nuestros sistemas educativo, de salud, seguridad ciudadana y justicia. Proponemos: 1) crear una Renta Social Básica; 2) nacionalizar las empresas estatales entregándolas al pueblo; y, 3) entregar las tierras fiscales a la juventud.

Renta Social Básica (RSB)

Planteamos transferir los presupuestos de educación, salud, policía y justicia de manos de la burocracia estatal (incompetente y corrupta) a manos de las familias del país. A razón de 90 dólares por mes por persona, 12 meses al año, sin distinción de género, raza, empleo o desempleo… Beneficiando así al 60% de la población del país (gente entre los 6 y 35 años y mayores de 65). RSB con la que las familias pagarán los servicios de educación salud, policía y justicia, además de otros requerimientos. Servicios cuya producción pasará de manos del gobierno a sus mismos trabajadores organizados empresarialmente. Producción que sujeta a competencia de mercado entrará en franco proceso de mejora de calidad, tal como sucede con cualquier producto sometido a la competencia. De este modo, en poco tiempo tendremos el sistema educativo que necesitamos para avanzar hacia el desarrollo, así como la salud, seguridad ciudadana y la justicia que necesitamos. Los recursos para pagar la RSB están ahí, en el PGE, que para el 2019 sumados a los bonos sociales da un total de más de 8.000 millones de dólares, mientras que la RSB requiere menos de 7.500 millones de dólares. Lo que garantiza su factibilidad. Suecia, Alemania, Chile, China, Dinamarca… han desarrollado métodos similares.

Nacionalizar las empresas estatales, entregándolas al pueblo

Las empresas del estado han demostrado que antes que llevar al país al desarrollo se hunden en el déficit y la insostenibilidaad. ¿Qué hacer, como superar la corrupción que las ha convertido en botín de saqueo en manos de sus mismas autoridades, y una carga para la economía del país? El PSL, propone transferir la propiedad de las empresas del estado al pueblo. A los ciudadanos en calidad de socios accionistas con pleno derecho propietario. Hablamos de una sociedad anónima conformada con todas estas empresas, de la que los ciudadanos seríamos accionistas (los comprendidos entre 36 y 55 años sin distinción de género, etnia ni condición económica). De este modo, nuestras empresas empezarán a ser administradas como verdaderas empresas mejorando sus actividades productivas dando curso al proceso de industrialización del país y fortaleciendo la economía del estado. Dos millones de familias serán accionistas de estas empresas incrementando su patrimonio en miles de dólares con acceso a recibir ganancias anuales. Bolivia tiene ya una experiencia exitosa de este tipo de cambio. Fue en el Ingenio Azucarero Guabirá, que de empresa estatal pasa a propiedad de los trabajadores cañeros. Hoy esta empresa tiene como 1700 socios y se desarrolla exitosamente.

Tierras fiscales a la juventud

Las tierras del estado deben dejar de ser objeto de tráfico corrupto en manos de los gobernantes. Por lo que el Programa Social Libertario propone que sean entregadas a los jóvenes bolivianos entre los 20 y 30 años sin distinción de género, etnia ni condición económica. Transferencia por la que los jóvenes serán dueños de parcelas con pleno derecho propietario, para trabajarlas, venderlas, darlas en hipoteca… Con lo que los jóvenes tendrán un patrimonio de partida para enfrentar los desafíos de la vida.

Así, las familias pobres duplicarán los ingresos que tienen por salarios o ganancias y dejarán de ser pobres. Una familia de 4 miembros (papá, mamá y dos hijos) sumará al año: por RSB US$4.320 además de ganancias como accionistas de las empresas hoy estatales y dueño de tierras. En comparación, los bonos sociales del MAS serán vistos como una nada.

RESCATEMOS PARA EL PUEBLO EL CONTROL DEL ESTADO

Rescatemos para el pueblo el estado enajenado por las élites oligárquicas de izquierda y derecha, que siguiendo la tradición colonial tienen al estado como fuente de enriquecimiento.

Auditoría a las entidades y empresas del estado

El PSL propone aplicar auditoría anual encargada a firmas internacionales sobre las  empresas  y entidades del estado (Aduana, Impuestos Internos, contratos del estado, YPFB…). Auditorías cuyos informes le darán al pueblo conocimiento sobre la real situación de la administración pública y sus empresas. Lo que le permitirá tomar decisiones apropiadas. No cuenta la auditoría encargada a la Contraloría, por ser juez y parte.

Control Social Ciudadano contra la corrupción

La corrupción se ha convertido en la principal actividad de las autoridades (salvo excepción), motivo por el que descuidan su trabajo y responsabilidades. Lo que ha convertido a la administración pública en un lastre para el país. Los métodos de control encargados a autoridades o representantes sociales han fracasado, por lo que se propone control ciudadano directo. Esto es, que cualquier ciudadano tenga derecho a realizar control sobre los asuntos de la administración pública de los que sospechara corrupción, cuando así lo vea conveniente. Se propone la transparencia total del gobierno, que como asunto público debe estar abierto a la mirada ciudadana.

Sistema de Veracidad Pública

Contra la mentira, convertida en método estratégico de la política y el gobierno del país. Proponemos que anualmente los gobernantes se sometan voluntariamente al detector de mentiras. En evento público ante cámaras y micrófonos respondiendo unas cuantas preguntas referidas a los asuntos de gobierno bajo su cargo. Ocasión organizada por los periodistas del país y financiada con publicidad. Así el pueblo contará con mayores elementos de juicio sobre sus autoridades.

Combinar elecciones y sorteo para designar gobernantes

La Biblia y las leyes de la primera democracia del mundo (Atenas), así como los teóricos de la democracia moderna Montesquieu, Rouseau avalan el sorteo como forma racional de asignar el poder.

El estado boliviano está sujeto al riesgo de caer bajo el control de gobiernos extranjeros, grandes empresas y hasta el crimen organizado. No pocos sostienen que ese fue ya el caso del gobierno de Evo Morales como operador del “socialismo del siglo XXI”. Cualquiera que ponga en juego unos centenares de millones de dólares puede fabricar un líder, apabullar al pueblo con propaganda y regalos, y hasta manipular al tribunal electoral. Contra esto es que se plantea combinar la votación popular con el sorteo. Que las dos candidaturas más votadas sean sometidas a sorteo en evento público y ante cámaras y micrófonos para definir al ganador. De este modo, la suerte pondrá en riesgo las intenciones de los que invirtiendo su plata quieran hacerse dueños del país. Entonces lo pensarán dos veces, ante el riesgo cierto de fracasar a pesar de invertir sus millones. Una medida que nivela en algo los derechos políticos de ricos y pobres.

Apelar a la consulta popular para dar gobernabilidad

Los afanes de los grupos de poder y partidos políticos luchando por el poder someten al país a la ingobernabilidad. Lo ilustra el diario trajín de enfrentamientos, marchas y huelgas en nuestras ciudades… Trajín que las élites dirigentes protagonizan movilizando a sus bases por motivos a veces injustificables y hasta imposibles de ser satisfechos por el estado. Ante esto proponemos apelar a la consulta popular en referéndum sobre cada tema en cuestión. Para con la decisión del pueblo dar curso a los reclamos, o frenarlos. Los caprichos no podrán imponerse por encima de la voluntad del pueblo soberano. Ni Evo Morales pudo hacerlo.

Prohibir la reelección de autoridades

En Bolivia tendemos a establecer un dominio cuasi feudal sobre cualquier espacio de poder que hayamos logrado. Paradigmas de esta conducta están en el afán de Evo Morales por eternizarse en el poder, así como la señora Añez por candidatear a la presidencia desde su condición de presidente en calidad transitoria. Ante este problema planteamos prohibir la reelección tanto de las autoridades de gobierno como de los dirigentes de organizaciones sociales, universidades públicas….

La burocracia no vota por ser juez y parte

En elecciones, los candidatos oficialistas son sometidos a juicio por la ciudadanía votante enfocando sus acciones y resultados de gobierno. Es ahí que los empleados públicos son juez y parte. Los gobiernos populistas han visto en la contratación de nuevos empleados públicos la forma de lograr centenares de miles de votos a favor. Con lo que multiplican la burocracia pública y los gastos inherentes al punto de poner al estado en déficit y contraer deuda externa insostenible que no pocas veces arrastra la economía a la crisis.

Democracia directa en el control de la legislación

Los regímenes con gran mayoría legislativa suelen darse a imponer leyes contra el país. Tal como el Código Penal que quiso imponer el MAS. Problema ante el que el PSL propone someter las leyes aprobadas por el Legislativo a control ciudadano. Por el que, las leyes serán sometidas a referendo popular de aceptación o rechazo, a la sola condición de que se lo solicite con la firma de 50 mil ciudadanos. Una forma de soberanía popular propia de Suiza.

EN ECONOMÍA: LIBERAR LAS FUERZAS PRODUCTIVAS DEL PAÍS

Mercado antes que estatismo y feudalismo colonial. Exportemos productos antes que a nuestros productores. Implica atraer inversiones del exterior, aprovechando los capitales y la tecnología de los países desarrollados para generar empleo bien pagado. Tal como han hecho China, Ghana, el Congo… para su beneficio. Pondremos al país al paso del mundo desarrollado.

Dejar la riqueza en manos de los que la producen. Evitar que la improductiva burocracia pública se convierta en una carga financiera insoportable para la economía del país. A ese fin cuenta racionalizar la carga impositiva. Para que la riqueza siga produciendo riqueza, dejémosla en manos de los que saben crearla.

Obras públicas con inversión privada y estatal. Combinar inversión privada (nacional y extranjera) en la construcción de obras púbicas con la participación del estado. De este modo podremos dotar al país de la infraestructura productiva y de carreteras requeridas. Un método que ha dado buenos resultados en Chile como en el Uruguay y el Perú.

Cuidar el medio ambiente natural sin por eso privarnos del desarrollo ni de condiciones de vida dignas. Más aún en el entendido de que sólo el desarrollo y la riqueza permiten cuidar el medio ambiente y preservarlo efectivamente.

REPÚBLICA FEDERAL DE QULLASUYU-BOLIVIA

En procura de reivindicar a los pueblos indígenas víctimas del coloniaje, así como a las regiones marginadas del país. Una propuesta que deberá ser aprobada por referendo popular. De este modo, las naciones aymara y quechua tendrán sus propios estados integrados al Estado Federal de Qullasuyu-Bolivia. Una propuesta de autonomía factible a diferencia del “estado plurinacional” masista que sólo existe en el papel. Evo Morales, a la vez que pregonaba autonomías, aumentaba el centralismo y concentraba el poder en su persona. Nada extraño en los regímenes socialistas. El problema de la división, de las “dos Bolivias”, no se resuelve disimulándolo con el unitarismo, sino, encarándolo de frente, dando lugar a las diferencias en el marco de un estado federal unido por la economía de mercado.

La Paz, febrero del 2020

WRV/… Cel.60554800

Comentarios desde Facebook