La fórmula del éxito: “…cuanto mejor marchan los negocios, más obreros necesita el capitalista y más caro se vende el obrero” (Marx)

Efectivamente, Karl Marx establece la fórmula del éxito del capitalismo. Esto es: la confluencia de intereses entre el empresariado y los trabajadores: “El interés del capitalista y del obrero es, por consiguiente, el mismo, afirman los burgueses y sus economistas. En efecto, el obrero perece si el capital no le da empleo. El capital perece si

¿Le dará “el imperio” garantías… repitiendo las que dieron a Fidel Castro, para que Kim Jong-Un se haga definitivo dueño de Corea del Norte?

Por: Walter Reynaga V./   Viene ocurriendo que el socialismo clásico está decantando su mutación, hacia el socialismo fascista. Esto es, hacia un sistema con los medios de producción en manos privadas combinado con empresarios y trabajadores sometidos al poder político y sus planes lo mismo que el mercado, régimen complementado con un gobierno de

“Acumulación [socialista] originaria del capital”. Obra de la superioridad natural del interés individual sobre el colectivo

Excelente artículo, el de Humberto Vacaflor (“Los gobiernos corruptos se acaban y sus caudillos van a la cárcel”). Del que sacamos dos conclusiones:   1. EL SOCIALISMO ES PARTE DE LA ETAPA DE “ACUMULACIÓN ORIGINARIA DEL CAPITAL” <<Setenta años de existencia de la superpotencia habían servido para crear empresas que luego, excluyendo las deficitarias, fueron

¿Para qué hacer dibujos que no se pueden ver? Uno de los misterios más grandes del pasado de la humanidad –todavía no sabemos quiénes somos—

Se sabe cómo se hicieron las líneas de Nazca: << Estos pueblos antiguos ‘dibujaban’ imágenes de guerreros, animales, así como distintas líneas ornamentales, retirando la capa superior de piedras rojizas del desierto, dejando al descubierto un suelo más claro.>> Pero, eso no es todo en cuanto al tema, ni mucho menos. Quedan al menos tres

Si las actividades oficiales están organizadas, las de la corrupción tienen que estar mucho mejor organizadas para mantener el secreto y el botín

Así, el negocio de la corrupción tiene que estar organizado con la rigidez de lo militar y el juramento mafioso. Bien organizado, de arriba para abajo y de izquierda a derecha. Un escenario donde nada pueda escapar al ojo avizor de la ambición de riqueza fácil de los jefes. Donde ningún pinche burócrata puede tomarse