Los pueblos tienen los gobiernos que merecen… Y los políticos hacen creer que pueden manejar la economía a gusto

Por Walter Reynaga Vásquez…/

Resultado de imagen para C Commons crisis economica venezuela

<<Fernández ha dicho que su gobierno no pagaría parte de los intereses de la deuda argentina para aumentar las pensiones, además de que planea volver a un régimen de control de capitales y que buscaría renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional.>>

¡Qué será de la Argentina!

¿Estamos asistiendo a los prolegómenos de la próxima tragedia latinoamericana, en la ruta de la desgraciada Venezuela? La Argentina, la otrora grandiosa Argentina que mostraba una economía superior a la de varios países europeos de primer orden (allá por las primeras décadas del siglo XX). Así fue, hasta que llegaron los socialistas al poder.

La desgracia de la Argentina es hija del peronismo, y el pueblo argentino no termina de entenderlo. Fracasa Macri y su política de medias tintas, y el futuro de este país se ve más obscuro que boca de sierpe. Sí, en manos de los peronistas Kirschner Fernandez que saquearon su economía por tantos años. ¿Olvidaron los argentinos, las maletas de dólares arrojados a un convento por encima de la paredes en afán de esconder la fortuna mal habida?

¿Qué será e Latinoamérica, intoxicada hasta la idiotez de ideología populista?

Víctima de sus elites intelectuales cretinas, ávidas de medrar de los recursos del estado.

<< Analistas señalaron que el resultado de los comicios primarios en Argentina tumbaron a la moneda y la bolsa de ese país, debido a que las políticas económicas del opositor Alberto Fernández no son bien vistas por los inversionistas.>> (Infobae: “La caída de los títulos argentinos arrastra a toda la región”, 12-08-19)

La realidad se resiste a ser manipulada por la estupidez

Y la economía también es realidad, tanto como lo es un trozo de roca o una lámina de estaño, o las ingentes aguas del océano. Y como toda realidad tiene una consistencia, una naturaleza. La que de por sí se resiste a ser manipulada de cualquier modo y en cualquier afán. El humano no puede incidir en la realidad y cambiarla o conducirla según sus afanes, sino es respetando la naturaleza de la misma, y al hilo de su consistencia objetiva.

Así como resulta absurdo pretender que las aguas de los ríos del mundo fluyan naturalmente cuesta arriba, o sumar dos más dos naranjas y pretender obtener cinco naranjas así mismo, así de absurdo, es pretender conducir la economía desde el gobierno a gusto de sus caudillos. Lo demuestra el fracaso sin excepción de las economías socialistas en el mundo, en todos los países, regiones y razas donde las han ensayado.

Sin duda un afán cada vez más ridículo por la creciente complejidad de la economía en expansión al empuje del desarrollo científico tecnológico, en un escenario cada vez más vasto por la integración de países antes marginales al escenario mundial. Ya no estamos en los tiempos del estado incaico, formado de labradores y pastores, cuando la variedad de lo que se producía no pasaba de un par de decenas. Y ni siquiera en los tiempos de la URSS conducida por Stalin, mucho menos complejos que los actuales. La complejidad de la economía actual hace imposible su manipulación.

El problema fundamental

El problema fundamental de Latinoamérica está en la ideología dominante en la región. No otra cosa que el populismo socialista. Mientras no seamos capaces de sacar a nuestra gente de esta borrachera populista, cualquier posibilidad de mejorar la suerte de nuestros pueblos será inviable…

Comentarios desde Facebook