Las miserias de una oposición que no sale de sus viejos moldes y afanes, al punto de tener que apelar a personas descalificadas

Por Walter Reynaga V. (1)

Resultado de imagen para Sanchez de losada y V H Cardenas

Dice V.H. Cárdenas que ¡está trabajando por la unidad! Extraordinario… ¡Y quizás, sí! Cosas aún más admirables y descabelladas se han visto en estas viñas del Señor.

¿Pero, puede ser Cárdenas la persona más idónea para liderar este ansiado objetivo…?

 

“Por sus frutos los conoceréis.”

1.

¿Podría ser un líder apropiado para labrar la unidad de la oposición quién ha hecho carrera política sobre la base de la traición?

Porque eso fue lo que hizo Cárdenas al arrimarse al millonario carro ganador de Sánchez de Losada en 1993. Lo hizo despreciando su propia ideología, el katarismo, así como las opciones históricas del MRTKL, su partido. Se entregó al enemigo ideológico y partidario con la grotesca explicación de que se aliaba con “el político más importante de ese tiempo”. Lo hizo de espaldas a la militancia partidaria, que no era poca, arrastrando detrás de sus afanes a un puñado de serviciales oportunistas, entre ellos alguno militante.

 

2.

Y no fue esta la única muestra de su apego estratégico a la traición. Durante la temporada de tanteos y preparativos previos a las Elecciones de 1993, este Cárdenas, había estado coqueteando con diversos partidos en afán de encumbrarse de candidato y acceder al poder. Entre estos una coalición amplia de partidos y organizaciones de izquierda a los que mantuvo ilusionados con que sería su candidato. Prometió y prometió así como dio largas para no oficializar su candidatura públicamente, hasta que con los plazos ya casi vencidos, en el último día, luego de soslayar el apremio de los líderes de la coalición de izquierda, los madrugó con que se iba de candidato a la Vicepresidencia con Sánchez de losada. Lo hizo sin dar la más mínima excusa a los ilusionados izquierdistas unidos, que quedaron humillados como despreciada novia ante el altar.


3.

El resultado

  1. Que Cárdenas hizo desaparecer al MRTKL. Al movimiento político popular indígena más notable del país entre las décadas 80 y 90 del siglo XX. Organización política de la que hoy ya no queda ni rastro. Partido, que de seguir en su línea pudo haber hecho imposible que los socialistas Morales Linera lleguen al poder. Porque tenía la potencialidad de llegar al gobierno con un programa propio de transformaciones estructurales que hubiesen puesto a Bolivia de una buena vez en la modernidad dejando atrás los resabios de la colonia aún persistentes. Y, así nomas, Cárdenas se comió al movimiento katarista al servicio de sus intereses personales y los de Sánchez de Losada.
  2. Mientras sucedía esto, él líder indígena, ya Vicepresidente, reforzaba su economía familiar desde el poder, al más puro estilo de la vieja oligarquía que prima en Bolivia desde los tiempos coloniales. Confesaba un ex Ministro de Gobierno de Sánchez de Losada (un comunista apodado “El lagarto”) en una entrevista radial: “Walter, nadie que entra al poder sale pobre” (Radio Cruz del Sur, 2005). Y Cárdenas no iba a ser la excepción a la regla…
  3. Por estos hechos, Cárdenas, de ser un prestigiado líder indígena, devino en político inaceptable para la población kolla del país. Lo que explica que haya ido a Santa Cruz a abrirse cancha, entre las “plataformas” de esta región, a quienes logró sonsacar su apoyo. La gente joven debería leer historia si quiere ejercer liderazgo. Así logra una hazaña que no podría conseguir en La Paz, ni en Oruro, Cochabamba o Potosí… Sólo en la clase media camba podría tener aún sentido la imagen que se labró, con ayuda de los jesuitas, la de “el indio bueno e intelectual”. Él, que jamás escribió un libro. Que para ser licenciado en Ciencias de la Educación apeló al PETAE, el programa que facilita el egreso a estudiantes antiguos, donde se obtiene el título con sólo pagar unos miles de dólares sin exigencia de tesis ni examen de grado…


4.

Juzguen ustedes si un político de estos antecedentes puede ser el más llamado a liderar la oposición, en procura de la unidad…

Pero hay más que evaluar, ¿qué podría estar llevando a Cárdenas a su audaz campaña por retornar al poder? Hummm… ¡Qué podría ser! Programa de gobierno no tiene, ni la más rudimentaria idea de cómo encarar la organización de la economía, la administración del estado, la educación… Y nunca lo tuvo, nada extraño entre nuestros habituales políticos. Entonces, para qué quiere el poder este señor. Esto es algo que tiene que llamarnos la atención a los ciudadanos, no sólo para evaluar las pretensiones de Cárdenas, sino para examinar la validez de cualquier candidatura al gobierno del país ¿Qué podrían estar buscando en el poder quienes carecen de un PROGRAMA DE GOBIERNO?

Volveremos sobre el tema…

(1) Walter Reynaga Vásquez fue diputado por el MRTKL (1985-89), fundador de este partido junto con Genaro Flores y V.H. Cárdenas (15 de marzo de 1985) y Secretario Ejecutivo del mismo reemplazando a Genaro Flores (1988-1990).