La empresa pública boliviana: botín de saqueo de los grupos de poder. ¿Será la UPEA distinta de las demás universidades públicas bolivianas?

En pequeño, la universidad pública boliviana reproduce la condición esencial del estado boliviano: la de estar puesto para el beneficio de sus autoridades antes que para servir al país. Autoridades que en el caso de la universidad vienen a ser las élites dirigentes estudiantiles además de los rectores, decanos…

Se habla de la “dictadura estudiantil”. Pero, la tal dictadura no administra la plata sino es a través del Rector y la Dirección de Administración Financiera. Y se puede asegurar que estos últimos no posibilitan y dejan hacer a título gratuito.

En nuestro país, en su gobierno y sistema político, rige una cultura y práctica por la que la autoridad suele aprovechar sus potestades para enriquecerse a costa de los recursos públicos. Pasa en las empresas del estado, en las oficinas del gobierno y la administración pública a nivel central, descentralizado y el autónomo como es el caso de las universidades.

La actual democracia representativa no logra frenar este uso espurio del poder político en el país, y ocurre algo similar en la universidad. Donde el sistema de gobierno autónomo de cogobierno docente estudiantil “científico, popular y antimperialista” sirve más para canalizar el saqueo de los recursos públicos que para los fines institucionales.

Este “cogobierno” ha empoderado tanto a las direcciones estudiantiles que es inconcebible que un destacado dirigente estudiantil pierda una materia por malas notas. Sin duda que en la universidad pública boliviana rige una estructura organizacional irracional.

El frenar esta tradición habrá de requerir de cambios substanciales en el ordenamiento fundamental del sistema social. No podría ser menos, pues arrastramos la herencia estructural de la colonia feudal española saqueadora potenciada en el país desde mediados del siglo XX con el afán socialista, que al poner en manos del estado depredador la economía amplía el botín expuesto al saqueo.

La población asume ya que aquí aprovechan todos, que quien tiene el poder sale con ventaja y privilegios. Aunque claro está, con excepciones. Autoridades y dirigentes sociales (como es el caso de los estudiantes privilegiados de la UPEA) desde los más grandes hasta los más pequeños. Un escenario social donde cada cual supone tener en su espacio de poder y representación un feudo a su servicio. Tanto corre esto, que no hay dónde discriminar pasa con izquierdistas como con derechistas, civiles y militares, cambas y kollas, q’aras y t’aras con los occidentalistas como con los autoctonistas todos muy bien organizados bajo pautas mafiosas y con tecnología apropiada. ¡Eso es Bolivia!

“Despilfarro. UPEA dice que está en quiebra y paga becas más bonos a universitarios”

(Extractado de: EJU.TV)

 

<<Estudiantes de la Universidad Pública de El Alto (UPEA) denunciaron que los dirigentes de los centros de estudiantes son los que se quedan con la mayoría de los cupos de las becas y los  bonos. Un docente dijo que “todos saben que la dictadura estudiantil” crea y eleva dichos beneficios.

La UPEA paga 10 becas y bonos a sus estudiantes

El incentivo más elevado anualmente es de Bs 7.000, que se entrega para proyectos de investigación macro, y el más bajo es de 3.800, para estudiantes que no tienen casa propia.

[…]

Consultado sobre el monto total que se pagan en estas asignaciones, el rector de la UPEA, Ricardo Nogales,   dijo ayer   a este medio que pediría un informe a la Dirección de Administración Financiera (DAF) para  explicar  su postura sobre este tema  en horas de la tarde. Sin embargo,  más tarde, Nogales apagó su  celular.

En cambio, el director de la DAF, Edwin Cuba, dijo que todavía no tienen los datos de los beneficiados de todas las carreras y no pueden dar las cifras exactas de los montos económicos que se gastan para pagar  a los estudiantes.

 

¿Una “dictadura estudiantil”?

Estudiantes de la UPEA denunciaron que los dirigentes de los centros de estudiantes son los que se quedan con la mayoría de los cupos de las becas y los  bonos. Un docente dijo que “todos saben que la dictadura estudiantil” crea y eleva dichos beneficios.

“Los dirigentes de los estudiantes son los que acaparan y se reparten los bonos. Nadie los controla y hacen lo que quieren”, dijo F. M. “Hay muchos que no  sacan su licenciatura  para seguir cobrando sus beneficios”, reclamó su compañero.>>

Comentarios desde Facebook