La amarga queja de los socialistas porque el capitalismo así como se destruye se reconstruye

W. Reynaga V…

Comparamos los países más capitalistas frente a los más estatistas ...

“Galliano: ¿por qué el capitalismo puede soñar y nosotros (los izquierdistas) no?” Porque la economía de mercado se nutre de la libertad y la inteligencia dispersa en miles de millones de cerebros. Una inteligencia guiada por la voluntad de expansión que el hombre desarrolla retomando el impulso de la vida. Que eso son los emprendedores e inventores los creadores del empleo y la riqueza.

Mientras que la izquierda ya no puede soñar aferrada como está a las agotadas consignas marxistas y neomarxistas en la idea de que sólo el poder político puede bien conducir la economía. Cosa que siguen creyendo tontamente a pesar de los reveses de la realidad.

Qué difícil es defender lo indefendible

La revista Nueva Sociedaad, viene empeñada en servir los objetivos del socialismo desprestigiando las concepciones y realidad del capitalismo. En un afán penoso por lo pobre de sus argumentos frente a una realidad que expone el triunfante capitalismo al lado de fracasado socialismo. Entre estos afanes el de hacer ver a los empresarios como los malvados de la película, cuando son estos los que conducen a la humanidad hacia el futuro, hacia un mundo pleno de realizaciones materiales y espirituales.

Masayoshi, uno de los grandes «disruptores» de su época, parece empeñado en esa autodestrucción creativa, o su viceversa; una lógica del exceso centrífugo, con partículas estrellándose para formar algo nuevo. ¿Cuánto puede resistir el capitalismo a su propia naturaleza autodestructiva? ¿Y cuánto puede resistir conservador, aquietado, en cuarentena? Masayoshi no tiene dudas. La fuga es siempre hacia adelante. (Rodriguez Ansorena, Tomas: “El vendedor de bubujas capitalistas”, NS, abril 2020).

Comentarios desde Facebook