Controla el petróleo y controlarás las naciones… (Kissinger)

Por Walter Reynaga Vásquez…

Esto arguyen ahora los socialistas refiriéndose a las intenciones del gobierno de Trump para con el regimen de Maduro, que: “los gringos quieren apoderarse del petróleo venezolano”.

Lo que es falso. Si los EEUU quisieran apoderarse del petróleo venezolano o estar de principio contra el régimen socialista, no hubiesen pagado religiosamente por el petróleo importado de Venezuela, y a precio de mercado, que en algún momento subió hasta 140 dólares el barril. Los gringos sabián y saben que estos pagos a Venezuela sostenían al régimen de los Chávez y Maduro, que esos mismos dólares le permitían a Venezuela subvencionara a Cuba además de exportar la revolución socialista a los países de la región: Ecuador, Nicaragua, Bolivia, Argentina, Brasil… Y no por eso dejaròn de pagar el petróleo comprado.

EEUU invadió Irak y derribó a Sadam Hussein, pero no por eso se hizo dueño del petróleo iraquí, ni lo entregó a sus empresas transnacionales. Hoy el petróleo de ese país continua en manos del estado iraquí.

Para la economía capitalista basta con el comercio libre. Es sobre esta base que prospera. No hacen falta saqueos ni imposiciones expoliadoras a otros países, en base a fuerza o a lo que fuere. De ser así, como dicen los socialistas, EEUU se habría hecho dueña de Europa al finalizar la Segunda Guerra Mundial. Y no lo hizo. En tanto que la URSS sí, imponiendo gobiernos socialistas en Europa Oriental y un comercio sesgado a favor de la Unión Soviética.

Las economía imperialistas, las basadas en el saqueo de los países sometidos, son cosa de modos de producción precapitalistas y del socialismo moderno. Lo pone en evidencia, una vez más, el afán de los cubanos por hacerse dueños del petróleo venezolano. Cosa que de algún modo han logrado, recibiendo como 100 mil barriles de petróleo por día a precio de regalo y pagado con el trabajo de educadores, personal médico y asesores políticos delegados a Venezuela.

Sobre este criterio, el que expone Henry Kissinger, se formó la OPEP (1974), Sadam Hussein invadió los Emiratos Árabes y los Castro decidieron apoyar a Chávez y armando el socialismo del siglo XXI… para hacerse dueños de la industria del petróleo y usarlo para someter a los pueblos latinoamericanos reacios a perder su libertad. Pero, a estas alturas de la historia su fracaso es evidente.

Así como la irrelevancia de la tesis de Kissinger, porque la economía de mercado y empresa privada viene encontrando alternativas ingeniosas al petróleo, que pronto quedará fuera de la lista de productos estratégicos. Kissinger hablaba por su tiempo, ahora estamos en otro.

Comentarios desde Facebook