Karl Marx apoyaría a los agroindustriales argentinos…

Para que vean el tamaño de la desubicación de nuestros izquierdistas, socialistas, trotskistas, marxistas…

La Argentina carga el lastre de un estado hipertrofiado y doblemente corrupto en manos de grupos oligárquicos populistas ligados al peronismo y al socialismo del siglo XXI. Un estado que sistemáticamente gasta más de lo que ingresa sosteniendo un crónico déficit fiscal que deriva en inflación y una deuda externa ya impagable. Circunstancia en la que el gobierno socialista cae sobre los empresarios aumentando su carga impositiva, ya pesada, así como condiciones caprichosas destinadas a perjudicar su actividad comercial. El resultado… un sistema económico que arrecia su irracionalidad y acelera su decadencia.

Los empresarios agroindustriales, “el campo”, elevan sus quejas al cielo y amenazan con enfrentar las medidas del régimen populista. Lo que divide a la población en dos bandos: los de la izquierda apoyando al gobierno, y los de la derecha apoyando a los empresarios. Hasta ahí el escenario parece claro, cada cual con sus intereses.

<<En efecto, el campo amenaza, como efectivamente lo hizo en 2008, con paros, cese de comercialización y presencias en las rutas. “Llegó el momento de repensar estas decisiones impositivas porque el campo no da más. Estamos conteniendo al productor para evitar protestas más profundas», afirmó Jorge Chemes, actual titular de las Confederaciones Rurales Argentinas. Para el dirigente, en caso de que estas decisiones se confirmen, «lamentablemente», los productores se irán organizando para buscar las formas de «manifestarse».>> (Duclos, Marcelo: “Gobierno argentino versus campo: un conflicto repetido”, Panam Post, 25-02-2020).  https://es.panampost.com/marcelo-duclos/2020/02/25/gobierno-argentino-campo/

Pero… ¿qué haría un Karl Marx apóstol de la izquierda en esta circunstancia? ¿Apoyaría al gobierno izquierdista? ¿No lo apoyaría? Veamos que escribía Marx sobre este tipo de asuntos:

<<El interés del capitalista y del obrero es, por consiguiente, el mismo, afirman los burgueses y sus economistas. En efecto, el obrero perece si el capital no le da empleo. El capital perece si no explota la fuerza de trabajo, y, para explotarla, tiene que comprarla. Cuanto más velozmente crece el capital destinado a la producción, el capital productivo, y, por consiguiente, cuanto más próspera es la industria, cuanto más se enriquece la burguesía, cuanto mejor marchan los negocios, más obreros necesita el capitalista y más caro se vende el obrero.

Por consiguiente, la condición imprescindible para que la situación del obrero sea tolerable es que crezca con la mayor rapidez posible el capital productivo.>> (Marx, Karl: “Trabajo Asalariado y Capital”, 1849)

Dicho de otro modo. En la medida en que los empresarios no logren acumular capital, en esa medida, no podrán generar empleo ni mejorar salarios, ni podrá desarrollarse la economía del país. Y esto precisamente está provocando la política económica de los socialistas Fernández Kirshner, siguiendo la tradición asentada por el peronismo…

Una paradoja… ¡Quién está a la izquierda! ¿Marx, o los socialistas seguidores de Marx, los Fernández Kirshner? ¿Quién está a favor del desarrollo de las fuerzas productivas, y quién no? ¿Quién a favor de la revolución socialista, y quién no?

Comentarios desde Facebook