Jesucristo no se hizo líder por angurria de poder, sino por renunciar hasta a la vida por la humanidad

Por Walter Reynaga V…

Cinco enseñanzas que nos deja el liderazgo de Luis Fernando Camacho -  Talentum

Sobre los políticos pesa la sospecha, de que a pesar de sus promesas de servir al pueblo, lo que quieren es servirse del poder para su beneficio. De ahí que el líder que se muestra capaz de renunciar a sus afanes de poder salga ganando en el concepto del votante.

1.

El líderazgo no se construye exponiendo angurria de poder, sino voluntad de renunciamiento. Y, “no por mucho madrugar amanece más temprano”.

De ahí que la Presidente Yaninne Añez al renunciar a su postulación haya mejorado su imagen y opciones de liderazgo nacional para las próximas elecciones, las del 2025. De ahí también que Tuto Quiroga haya mejorado significativamente sus opciones de liderazgo al renunciar a su postulación. Ambos como ejes de la construcción de poderosos proyectos partidarios. Más aún si acaso suman a sus esfuerzos el programa de gobierno que espera Bolivia.

No podemos esperar mucho del gobierno próximo, a más de apoyar la transición del “socialismo del siglo XXI” del MAS a la democracia plena. Es más, el país debe estar consciente de que tal cambio no será consolidado hasta que el mismo Evo Morales sea derrotado en las elecciones del 2025. Que será el momento definitivo, el Armagedón de la política boliviana, el enfrentamiento electoral que dará paso a un nuevo país capaz de asumir los retos del siglo XXI, o de retroceder a la noche obscura del socialismo aliado al crimen organizado.

2.

Luís Fernando Camacho está en una encrucijada. ¿Qué hacer?

Si mantiene su candidatura.

a) En el mejor de los casos, el MAS es obligado a una segunda vuelta electoral. Y Camacho con dificultad logra los votos que le deparan las encuestas, pues no serán pocos los que a la hora de votar migren su apoyo hacia el candidato que tiene opción de ganarle al MAS. Con esta opción mantendrá sus posibilidades de liderazgo, pero no más.

b) Manteniendo su postulación Camacho podría ver que el MAS gana elecciones en primera ronda. Y, que su partido no logra más de lo que le deparan las encuestas. Entonces, la opinión del país dirá, “Camacho saco de poder a Evo Morales, pero el mismo se lo ha devuelto”. Y de héroe pasará a villano. Su liderazgo quedará destruido.

Si renuncia a su candidatura.

a) Incrementará su imagen política y opciones de liderazgo, en procura de la construcción de un gran proyecto político bajo la imagen acrecentada de un caudillo capaz de actos heroicos de renunciamiento.

b) Y si a la vez que renuncia instruye el voto cruzado, sumará a su liderazgo creciente un grupo de parlamentarios para ir construyendo su proyecto político.

¿Héroe o villano? Camacho no tiene mucho que pensar, las circunstancias le indican que es lo que más le conviene a él y al país.

Comentarios desde Facebook