El momento histórico actual de Bolivia: la “acumulación originaria del capital” bajo el socialismo

Por Walter Reynaga V….

Resultado de imagen para acumulación originaria del capital

Estamos en la fase histórica de “acumulación originaria del capital”. Claro, igual que los 72 años de la URSS, o la fase socialista de la China y el Vietnam… Fase que a trancazos viene desembocando en el capitalismo, en China, Rusia, Vietnam, Europa del este… La misma ruta que aspira a seguir la dictadura socialista cubana, que tantea y retrocede espantada ante su misma audacia, lo mismo que los Evo Morales, en la idea de afincarse en el poder y hacerse dueños definitivos del estado, como el Partido Comunista en la China, aprovechando la potencia productiva del capitalismo. Pero, como zonzos no son, en la misma línea quieren sacar como subproducto el convertirse en capitalistas multimillonarios, tal como los capos del gobierno chino y los rusos.

Venimos viviendo esta fase histórica desde la fundación de la república, con avances y retrocesos sin llegar a arribar al modo capitalista –no olviden la ideología liberal de Bolívar, ni que el viejo MNR quería formar la burguesía nacional desde el poder–. Es que el socialismo, la economía estatizada, no resulta ser la ruta más idónea de acumulación primigenia del capital y la instauración de este modo de producción. Menos en Bolivia, con el estatismo combinado con la herencia expoliadora de la colonia fedual ibérica, generando un sistema más dado a la redistribución abusiva de la riqueza que a organizar su producción.

Si la China logra avances y se constituye en paradigma, es porque decididamente asume la economía de mercado, dando garantías y ventajas a la empresa privada extranjera transnacional para que invierta en ese país. Arma condiciones plenas e ideales para dar curso al modo capitalista. Para esto fue que cuenta de modo definitivo el abrazo de los capos del gobierno chino con los capos del gobierno de los EEUU, combinado con su alejamiento y final repudio a la URSS, a la que terminaron llamando “socialimperialismo”. Fue así que lograron demostrar su buena fe y la seriedad de sus cantos de sirena para atraer a la gran burguesía del planeta. Para que les lleven sus capitales y tecnología.

Estrategia esta, que a los cubanos y sus operadores en la región, como los Morales Linera, les sale repulsiva y peligrosa. Por lo que están como el Chavo del Ocho: “que sí lo haaago…” Temen que las fuerzas productivas del capitalismo así desarrollado les socaven los cimientos de su dominio. No entiende la mecánica de la economía de mercado, y los chinos no se dan a explicárselas. Mientras que el marxismo carece de las más mísera idea capaz de aportar comprensión apropiada del capitalismo.

Así, en estas condiciones, el MAS terminará no en mucho más que en repetir la penosa evolución de la Revolución del 52 comandada por el MNR, hacia un temeroso afán de hacer tratos con la burguesía nacional y transnacional en afán de sobrevivir. Cosa que ya vienen haciendo. Pero como siempre bajo la lógica fundamental de obtención de coimas. Por lo que antes que verdaderos inversionistas extranjeros atraen “empresarios” de vocación mafiosa, aptos para hacerse cómplices de su afán expoliador. De este modo, el MAS irá diluyendo su identidad y opciones hasta su total degradación. No falta mucho.

Comentarios desde Facebook