El “hermano Almagro” se rinde ante el cohecho… Y consiente el “derecho humano” de Evo Morales a burlar los Derechos Humanos del pueblo boliviano

Por Walter Reynaga Vásquez…

Resultado de imagen para pontificar

Y de socialista a socialista, confía en la palabra de Evo Morales. Una persona que ha dado amplia muestra de no respetar la Ley, ni la soberanía popular y ni su propia palabra. Esperemos que el afán dictatorial del “socialismo del siglo XXI” no le lleve a arrepentirse, de haber llegado a hacerse cómplice de la burla que constituye la candidatura de Evo Morales, pasando por encima de la decisión que tomó el pueblo boliviano, por mayoría absoluta, en el Referendum del 21 de febrero del 2016, donde le dijo NO a la nueva repostulación del caudillo del MAS. Postura con la que da una voltereta de 180 grados, contradiciendo sus mismas palabras. ¿Es confiable la palabra de un socialista?

Así, contento, Almagro a nombre de la OEA, firma un acuerdo con el gobierno boliviano para vigilar el proceso electoral de octubre próximo, en procura de que se respete la democracia –dice–. Entretanto, Evo Morales y sus mandantes cubanos y venezolanos van poniendo a punto la maquinaria del fraude capaz de burlar este compromiso y cualquier otro similar.

Este es un ensayo de interpretación del por qué, del cómo, Luis Almagro pudo cambiar tan radical y tan arbitrariamente, de la noche a la mañana. Pero quedan otras posibilidades. Como la del método de la familia Castro de Cuba, apelando ampliamente a la compra de opiniones entre los notables del escenario internacional, para dar cobertura a sus afanes autocráticos y abuso institucionalizado sobre la población cubana, hechos a título de revolución socialista. Dicen los cínicos, que todo hombre tiene su precio…

La otra hipótesis, que Almagro se rinde ante Morales para ser reelegido en la OEA con el voto de Bolivia, no parece suficiente, porque este apoyo al dictador boliviano antes que llevarle votos puede quitárselos.

Como fuera, el pueblo boliviano vencerá al totalitario Evo Morales, con Almagro incluido.

Comentarios desde Facebook