Cambiemos de estrategia ante el Covid-19, y salvemos la economía

Una propuesta al Gobierno Transitorio y el país concordada con la CSUTCB.

Walter Reynaga V.

Evo Morales teme una guerra civil en una Bolivia sumida en el caos

La cuarentena no es sostenible. De prolongarse, pronto sumirá a la mayoría de las familias en la miseria y la escasez. Entonces, la gente orillada al hambre saldrá a buscar supervivencia, a cualquier riesgo (ha empezado ya en Italia). Y las fuerzas del estado se verán rebasadas con efectos apocalípticos. Los especialistas vaticinan una depresión económica global que podría ser peor que la de 1929.

¿Entonces, debe la humanidad aprender a convivir con el corona virus?

Sí… Para ganar tiempo, hasta desarrollar la vacuna o los medicamentos necesarios. Y esto exige un cambio de estrategia: suspender la cuarentena y asumir métodos de aislamiento personal antivírico dinámico (MAPAD).

¿Qué se requiere para hacerlo factible?

  1. Una máscara o escafandra, que cubriendo el rostro le permita al individuo respirar sin dificultad y tener visibilidad normal para desarrollar el trato social diario disminuyendo drásticamente la posibilidad de contagio con el Covid-19 por nariz, boca y ojos. Se complementa con guantes apropiados desechables o reutilizables. Equipo con cualidades similares a los del personal de salud.
  2. Enfocar los esfuerzos del Estado y la sociedad al cuidado de las personas en riesgo mayor: ancianos y quienes padecen enfermedades crónicas… Buscarlos y puntualmente ofrecerles cuidados médicos en sus domicilios y mejor alimentación.

Provisión gratuita y uso obligado

Uso continuo combinado de la máscara y los guantes excepto en los ambientes seguros dentro de domicilio. Obligatoriedad de uso impuesta por ley y apoyo de la fuerza pública en todo el territorio nacional. Para cuyo efecto el Estado deberá proveer de máscaras y guantes a toda la población del país gratuitamente.

Cualidades de la máscara

A ese propósito la máscara debe tener un diseño tal que permita la salida de los gases y la humedad generada por la respiración sin empañar la máscara ni concentrarse o condensarse entre ella y el rostro. Ser liviano y fácil de llevar por hasta 12 horas continuas, sin provocar presión o dolor. Fácil de desarmar para su limpieza exhaustiva diaria con jabón y agua, alcohol o ser hervido en agua. Ser reutilizable por al menos 3 meses con la limpieza diaria. Permitir el reconocimiento de la persona desde el exterior a simple vista. Y, guardar la estética en lo posible.

De los guantes

Guantes de latex, nitrilo, polietileno de alta densidad… desechables o reutilizables previo lavado con jabón y agua, alcohol o ser hervidos en agua.

Un posible diseño de la Máscara Anti Virus (MAV)

La MAV tiene dos partes, una superior y otra inferior.

La parte inferior del MAV está hecha de material transparente cuasi rígido (acrílico, policarbonato, PET…), cubre el rostro desde la parte media de la frente a debajo de la barbilla y de oreja a oreja. Tiene forma ovoide adaptada al rostro humano, está separada de la piel para la comodidad (hasta 4 centímetros de la nariz), permitiendo incluso llevar gafas dentro. Tiene sus perfiles ligeramente abultados para evitar la fricción con la piel.

Para ser unida a la parte superior, tiene 4 perforaciones de 5 milímetros de diámetro, en la parte alta adecuadas para abrochar con el componente de la parte superior del MAV. Así como una perforación de 10 cm. por 6 cm. de forma ovoide, ubicada sobre la parte de la boca y la nariz. Perforación que lleva soldado un aro con relieve de 1 cm. de altura (de material plástico también rígido) al que se engarzará por fuera un otro aro (similar) agarrando así sobre el orificio una lámina (doble) de material similar a la de los barbijos. La condición removible de esta pieza permite su recambio y facilita la limpieza.

El componente superior.

Está hecho también de material plástico cuasi rígido (en colores blanco o negro). Sus funciones son: a) posar la MAV sobre la cabeza de la persona; b) sostenerla en su lugar mediante una abrazadera que rodea la nuca; c) engranar y sostener la parte inferior de la MAV; y, d) evacuar rápidamente el aliento y la humedad que expulsa la persona por boca y nariz evitando que se empañe y dificulte la visión. Está formada por 2 placas que juntadas una sobre la otra constituyen la pieza y sus canales de drenaje de gases y humedad. Se unen por 4 broches ubicados en los vértices, además de los 4 que atrapan la parte inferior del MAV. Así, entre las dos placas se aprisiona el componente inferior conformando la máscara.

Este componente conforma sobre la frente de la persona un canal plano diseñado en la forma especial de una chimenea. El componente se eleva desde el nivel de las cejas alcanzado 15 cm. de altura. Mientras que su ancho cubre toda la extensión del rostro holgadamente. Las dos placas de este componente se desenganchan fácilmente para su limpieza e higienización diaria por lavado con agua y jabón,  alcohol o hervido en agua. Las MAV se pueden fabricar en diversos tamaños para adultos y niños, varones y mujeres

Niveles de uso y efectividad

Si las mascarillas comunes cumplen algún rol positivo para evitar el contagio, mejor puede hacerlo la MAV porque cubre más y de modo constante sin las molestias de la mascarilla. Ante la magnitud del mal y el sufrimiento que conlleva la cuarentena, la gente bien puede asumir la necesidad de llevar la MAV y los guantes, y de buen grado. De este modo podremos reactivar la economía cuasi paralizada ya, frenando a la vez la pandemia corona virus.

Una imagen que muestra un posible diseño

Mascarillas y respiradores Respiradores Máscara De Gas Protección ...

Cabe poner de relieve el trabajo de Ronald Mamani, de la UPEA, que se ha puesto a diseñar y fabricar artefactos similares. y no es el único…

https://i1.wp.com/eju.tv/wp-content/uploads/2020/03/img_5e815fb95ffe7.jpg

“Vamos a morir todos si seguimos en cuarentena” (Javier Milei).

WRV.

Cel. 60554800

wreynagavx@yahoo.es

Comentarios desde Facebook