¿Alguien a estas alturas de los hechos puede dudar de la irracionalidad socialista, que pone la economía al servicio del poder político?

Resultado de imagen para pobreza venezuela

¿Y más aún cuando a cargo están personas trastornadas por el poder absoluto que sostienen de modo inmoral contra la voluntad popular, como son los jefes de la familia Castro de Cuba?

¿Que es una excepción lo que sucede en Venezuela? No, lean la historia. Como la de los primeros años del socialismo en la URSS bajo el mando de Lenin, donde la total estatización de los medios de producción condujo a la miseria a este país en menos de 3 años.

¿Por qué son tan míseros los resultados del socialismo en la práctica? Porque anula la participación del pueblo en la economía suplantando los intereses de la población por los intereses de los que tienen el poder. Porque la rica y amplia inteligencia de las masas es reemplazada por la inteligencia de los expertos en el poder. Porque el pueblo pierde toda capacidad de control sobre el gobierno, y entonces, los gobernantes pueden y hacen lo que les viene en gana. De ahí lo absurdo de sus medidas y la corrupción con la que se enriquecen los mandos del gobierno.

Como aquí en Bolivia, donde el tener dos tercios de los votos en el parlamento le permite a Evo Morales imponer un código penal caprichoso, contrario a los intereses del país como apto para redondear su dominio dictatorial. Una irracionalidad del poder sin control social. De no haber sido la movilización popular masiva del país los parlamentarios de la oposición nada hubieran podido hacer, y estaríamos más cerca de Cuba.

¿Qué puede ser más absurdo que obligar a la gente a pasar hambre en un país rico como Venezuela? Donde ni los profesionales de alta gama, como son los catedráticos universitarios, escapan a la miseria común, tal como refleja la nota que comentamos. Si esto pasa con gente “privilegiada” antes, imaginen lo que estarán pasando los obreros, campesinos y desocupados.

(Flickr)

“Miseria en las aulas de Venezuela: profesores universitarios piden alimentos como forma de pago”

(Extractado de: PanamPost-Karina Martín)

<<De acuerdo al Centro de Documentación y Análisis Social  Para los Trabajadores (Cendas), la cesta básica en Venezuela se ubica en 16.401.362,78 bolívares, que equivale a unos USD $63 (de acuerdo al precio del dolar paralelo); mientras que el salario mínimo nacional se ubica en 177.507,43 bolívares, lo que ni siquiera equivale un dolar.

En Venezuela, ahora se necesitan más de 93 salarios mínimos para poder acceder a toda la canasta alimentaria familiar. Sin embargo, el alto costo de la vida para los venezolanos empeora de una semana a otra; tan solo en un año, la cesta básica ha aumentado 2.927,8%. Según el Fondo Monetario Internacional, la inflación de este año (2018) en Venezuela será de 13.000%, siendo el país con la inflación más alta del mundo.>>