Acuerdo EEUU – China. Un efecto incompatible con las ideologías contrapuestas, derivado del compartir ambos la economía capitalista

Lo fundamental se impone. Y lo determinante está en el sistema fundamental de organización social, en el “modo de producción” (Marx), o el sistema institucional (D. North)… De ahí que “sin querer queriendo” los líderes de la China y los EEUU esten llegando a entenderse. Sea en cuanto al comercio o para encarar problemas como los que plantea el gobierno socialista de Corea del Norte.

Acabada la “guerra fría” y derrumbado el sistema socialista mundial junto con la caída del Muro de Berlín, y desaparecida la URSS, el mundo queda bajo la total hegemonía capitalista. Pero es en este nuevo escenario que el dominio de los EEUU empieza a encontrar fuerzas contestatarias en las potencias emergentes, que como la China, se desarrollan asumiendo la economía de mercado capitalista.

Hoy el mundo goza de un escenario multipolar con la hegemonía distribuida entre los EEUU, China, Rusia, Comunidad Europea, India… Todos países capitalistas desarrollados o en acelerado proceso de desarrollo en calidad de beneficiarios principales del sistema. Realidad fundamental que por fuerza y razón asienta condiciones para que haya entendimiento entre ellos, sea para facilitar el flujo del comercio internacional o para frenar a los gobiernos desbocados remanentes del “campo socialista”, como Corea del Norte, Cuba y los neo socialistas como Venezuela o Bolivia.

“China y EEUU acercan posiciones comerciales durante la visita de Wilbur Ross”

(Extractado de: Yahoo Noticias)

<<“En la medida en que somos cada uno el principal socio comercial del otro, la mayor tendencia de los lazos económicos entre China y EEUU es la de la cooperación”, destacó en el encuentro el primer ministro chino, citado por la agencia oficial Xinhua.

Li señaló que China trabajará con EEUU para expandir el comercio de productos y servicios, así como en la resolución de las fricciones a través del diálogo y las consultas.

[…]

Antes de ello, el Gobierno de China ya había advertido de una posible “guerra comercial” con EEUU si Washington comenzaba las investigaciones.

Frente a esas tensiones, el primer ministro chino aseguró hoy que el mercado del gigante asiático está abriéndose cada vez más a la inversión extranjera, por lo que el país “da la bienvenida a que más firmas estadounidenses inviertan en China”.

También expresó, no obstante, su esperanza en que Estados Unidos dé un “trato justo” a las inversiones chinas en su país y relaje las restricciones en las exportaciones de productos de alta tecnología estadounidense a China.>>

Comentarios desde Facebook