Por Walter Reynaga Vásquez… Las causas últimas de la decadencia de la Argentina están en sus estructuras organizacionales. En el sometimiento de la economía al poder político y los efectos redistributivos populistas de la democracia que empiezan a manifestarse ya con el gobierno de Irigoyen (1914), contraviniendo la libertad del mercado sostenida por la constitución