La ausencia de competencia entre quienes producen y prestan los servicios de educación (profesores y centros educativos) tendrá por efecto natural el descuido de la calidad del producto que se ofrece. Una situación propia del monopolio. En este caso, bajo estricto socialismo, del monopolio estatal. Tal como refiere Cubanet: <<Cuba se halla en un