La economía sometida al poder político y un sistema político bajo el criterio de que el poder está hecho para beneficio de la autoridad sumada la ideología socialista

La Argentina que hasta los años 20 del siglo XX competía en supremacías con los EEUU en el escenario mundial, hoy, un país tercermundista. No otra cosa que el problema fundamental de la Argentina como caso ejemplar de estudio de la decadencia económica de un país en el mundo. Un problema que se traduce en

De la pobreza a la opulencia en 50 años: Singapur. ¿Cómo lo hizo?

La formula parece estar en el estado al servicio de la economía de mercado y la empresa privada. receta que no estaría completa sin e concurso con gente excepcional en el poder, como Lee Kuan Yew. Un político fuera de serie que, como dice su discurso de servicio a su patria, realmente actúa al servicio

Espejito espejito… dinos: ¿Cuál es el “más mejor y menos pior” caudillo en el poder que hemos tenido, Evo Morales o Víctor Paz?

Por: Walter Reynaga Vásquez// 1. Los ideólogos del Movimiento Al Socialismo se han lanzado a una campaña masiva como millonaria para rescatar algo del arrastre perdido por su líder Evo Morales, como efecto de su estólido afán por pisotear la voluntad del pueblo soberano expresada en referendum en su afán por perpetarse en el poder.

Hazañas de organización civil comercial que parecen darle la razón a la tesis libertaria: El estado está por demás…

Por WALTER REYNAGA VASQUEZ// El estado, antes que ayudar estaría perjudicando la actividad productiva de la gente. La política y el estado serían fuente de muchos de los males que viene padeciendo la humanidad siglo tras siglo, tales como las guerras, la apropiación indebida de la producción social mediante la corrupción en el poder político,

¿Tiende naturalmente al delito el poder político? ¿Cuánto podemos esperar del Estado?

Por Walter Reynaga Vásquez//… El régimen socialista del siglo XXI con sus hechos estaría convalidando esta apreciación libertaria: “El estado es una organización criminal…”  Veamos: <<Mientras el dinero que se pagaba como anticipo volvía a los bolsillos de los funcionarios, la obra empezaba con apenas un porcentaje mínimo. Wagner dijo que con “el IVA, que